Alta hechiceria, bajas expectativas

Clérigos, el camino de los protectores.

Cualquiera que haya decidido volverse expedicionario debería saber a los grandes peligros que se enfrenta si pretende develar los misterios de esta isla, pero ya sea que tengas una licencia de rango superior o apenas estés comenzando tu viaje como aventurero hay un montón de sorpresas que puedes llevarte en esta isla y es importante conocer de lo que eres capaz, por esto decidí reunirme con Erevan, líder de los vigilantes de los caídos y así compartir información que pueda ayudar a los demás expedicionarios.

Para comenzar cuando te unes a un grupo, si bien cada quien tiene un estilo diferente para enfrentar las dificultades que les aguardan fuera de los grandes muros de Antaras, para aquellos elegidos por los dioses o que son movidos por su gran fe siempre hay un deber extra que llevar a cabo y que pasa desapercibido en algunas ocasiones, se trata de nuestro llamado como protectores del grupo, que es una tarea compleja e importante.

Durante los viaje busca una buena posición donde puedas tener una buena visión no solo del terreno por el que marchas, sino que también mantén la vista sobre tus compañeros, es deber de todos estar atentos a su entorno para evitar sorpresas poco agradables.

(Un grupo de expedicionarios usando una ruta común de viaje)

Adáptate a las necesidades de tu grupo

Digamos que te acercas a tus nuevos compañeros para que se pongan alerta por unos ruidos extraños que escuchaste, pero te das cuenta que están sentados en la carreta bebiendo con toda la calma del mundo.

“Admito que fue una sorpresa conocer a Aeneas y Erevan de esa forma pero luego de un tiempo como expedicionaria entendí que todos merecen un descanso antes de ponerse serios cuando el verdadero peligro aparece” Amarïe.

Cuando situaciones similares te sucedan solo mantén la calma y concéntrate en lo importante, pero si quieres evitar momentos incómodos, te sugiero comenzar a  leer los reportes del gremio para estar al tanto de lo que sucede en otros lugares y de cómo actúan otros expedicionarios, interactúa con los demás aventureros, conócelos mejor pues así podrás adaptarte a diferentes grupos y a las eventualidades que siempre cambian en cada viaje, porque como clérigo tienes una gran flexibilidad a la hora de actuar y esa capacidad de reacción es la que puede hacer la diferencia entre una victoria o una derrota, pero no te desanimes incluso si fallas, solo aprende de ello y eso te permitirá estar más preparado para tu siguiente misión.

Mientras más avances más confiado podrías sentirte, pero nunca dejes de estar alerta y atento a tu entorno, aunque no puedes estar tan seguro de como actuarán tus compañeros, puesto que aún si tienes el poder de cambiar el resultado de una batalla siempre hay cosas que  pueden salirse de tus manos, factores que no son tu culpa y tendrás que estar preparado para aceptar las decisiones de los demás incluso si entran en conflicto con tus principios.

“Como aquel valiente paladín firbolg que no pude llegar a conocer mejor porque se adelanto por su cuenta a enfrentar a una Lich,  sin esperar a su grupo ni medir el peligro al que se enfrentaba y que con su partida entristeció a muchos expedicionarios” Amarïe.

Insisto en que hay muchos factores que pueden cambiar el curso de las cosas en solo unos segundos, desde los propios secretos ocultos de esta isla, pasando por las diversas criaturas que puedas encontrarte y hasta llegar al propio actuar de la gente que te rodea, pero con tus habilidades especiales  puedes volver a inclinar la balanza del destino a tu favor, con practica encontrarás tu propio estilo para enfrentar los retos que surjan en tu camino.

(Cada clérigo es distinto y tiene habilidades únicas, puedes pulir tu estilo de combate alrededor de esto)

Maneja tus hechizos y recursos

Te vuelvo a recordar que como clérigo tienes las herramientas para que una expedición no termine en desastre y cuentas con lo necesario para lograrlo, pero ahora hay que profundizar en el tema ¿no lo crees? bueno el primer paso es un poco tedioso pero es necesario, debes conocer a fondo la magia que los dioses te han otorgado, saber completamente que hace cada uno de tus poderes, los componentes que debes tener a la mano para realizar algo especifico, el rango de tus hechizos, que tan lejos estas de los demás ¿Cómo afectarías al oponente? o ¿Qué tanto puedes ayudar a un aliado? e incluso puedes fijarte si hay algún beneficio para sacar del terreno a tu alrededor, son muchas cosas para tener en cuenta pero solo es cuestión de paciencia y práctica para encontrar tu propio ritmo de batalla.

“Recuerdo aquella expedición en la que fui por primera vez a la mansión Applerich y por mi culpa perdimos a dos buenos expedicionarios todo por no recordar el tiempo ni los componentes de un hechizo vital para los clérigos Revivify” Erevan

si logras dominar esto ten por seguro que estas en el camino correcto para ser un buen clérigo, repito no te desanimes ante los fallos, muchas veces eso es solo el punto de partida para una nueva táctica de combate y una nueva combinación de hechizos, incluso si no eres del tipo estudioso conocer mejor tus poderes te puede dar la ventaja que cambia un duelo, supérate a ti mismo, se cada día mejor y llegarás a ser reconocido por tus propios compañeros.

Otro punto a tener en cuenta son los objetos mundanos, puede parecer una tontería pero tener siempre objetos extra de cada cosa suele cambiar bastante el rumbo de una expedición, por ejemplo como lo son los útiles de sanación y de escalada, no te miento de la cantidad exagerada de aventureros que se han muerto solo por no llevar alguno de estos.

“En una ocasión en la que marchamos rumbo al Monasterio del Alma y ni siquiera entramos por la puerta, simplemente subimos por un costado de la montaña y utilizamos nuestros útiles de escalada, eso nos libró de muchos problemas con los diablos que se encontraban en el camino principal” Erevan

mi consejo es que vayas a la zona comercial con cierta frecuencia y eches un vistazo a la gran variedad de artículos que venden, porque te aseguro todos y cada uno tienen su utilidad, no por nada los mercaderes se esfuerzan por traernos sus productos, por ejemplo una antorcha o una lámpara ayudaran a tus compañeros que no tienen visión en la oscuridad, un confiable palo de 10 pies puede evitarte la desagradable sorpresa de caer en una trampa,  tampoco sobreestimes tu resistencia y milagros, así que  ten una buena cantidad de raciones y agua contigo en cada viaje.
Al menos cuando se trata de equipo común todos podemos contribuir a la expedición, así que siempre que puedas compra algo nuevo o un repuesto para los objetos que ya tengas, porque son incontables las historias de expedicionarios que han perdido sus objetos o incluso carruajes completos a mano de ladrones o al escapar de criaturas hostiles, para comprobarlo te basta con pasar a la taberna y la misma gente te dirá porque 6 cuerdas no son suficientes y si no tienes idea de qué hacer con tus cosas, seguro que algún compañero podría tener buenas ideas, así que sigue siendo mejor tener esas herramientas a tu disposición.

(El equipo de aventura es importante y no nos cansaremos de repetirlo, un grupo bien preparado aumenta su tasa de supervivencia)

-Templos y servicios religiosos en Antaras-

Actualmente la ciudad cuenta con cuatro templos dedicados a distintas deidades, pero todos ellos se encuentran a libre disposición de quienes lo requieran, como seguidores de la fe o ciudadanos que necesitan de un servicio especifico no dudes en visitar los templos en busca de ayuda.

El templo de la justicia, dedicado al dios Tyr es donde se reúnen miembros de la orden del guantelete como base de trabajo, otras razones a las que se le debe su importancia son el hecho de que dentro de sus paredes se realizan juicios a una buena parte de los crimines que ocurren en la ciudad.

“Trabajar junto a los acólitos de Tyr es pesado a veces, pero tienen un gran compromiso con la ciudad, como los esfuerzos que pasamos cuidando a las víctimas del ataque de alta sierra para que ahora esas personas puedan retomar sus vidas” Amarïe.

Templo de las Cascadas de Estrellas, dedicado al panteón elfico de los Seldarine, este edificio destaca por su hermosa arquitectura que se dice estaba intacta desde el descubrimiento de la isla, sus jardines ofrecen un espacio para que diferentes artistas puedan expresarse, además de prestar los usuales servicios religiosos cuentan con un gran círculo de tele transportación.

Las aulas del silencio, dedicado a deidades que no son aceptadas en público, se dice que existe un lugar para aquellos que temen expresar sus creencias, a cambio de módicas donaciones pueden encontrar en un edificio en el barrio pobre ese espacio que necesitan para su fe.

Los vigilantes de los caídos, dedicados al dios Helm son un grupo de Clérigos y paladines que se especializan en la sanación en pleno combate, prestan sus servicio mayormente al cuerpo militar de la ciudad y al gremio de aventureros, pero también atienden a las necesidades de los ciudadanos como un hospital y refugio para aquellos perseguidos injustamente.

“En el continente fuimos conocidos por salvar las vidas de soldados que de otro modo habrían muerto si no hubieran recibido tratamiento médico o curación divina, pero ahora estamos aquí en Antaras y ofreceremos nuestros servicios de sanación para aquellos que lo necesiten, estamos aquí para ustedes” Erevan

Si bien contamos con templos a los que recurrir en caso de que suceda lo peor en alguna de nuestras expediciones debes recordar el costo que esto conlleva, es por esto que agradecemos el constante apoyo y los donativos que realizan los mismos expedicionarios, gracias a este esfuerzo en conjunto es que tenemos la posibilidad de otorgar el servicio de resurrección de una manera más accesible para otorgarles una segunda oportunidad de continuar explorando los misterios de Naberu.

Mensaje para los nuevos clérigos y expedicionarios

Llegados a este punto solo puedo decirles que sigan esforzándose por mejorar cada día, desde profundizar en sus estudios y creencias hasta pulir su estilo de combate, aunque quizás puedan pensar que solo les recordamos cosas que ya sabían creemos que siempre es bueno tener esta información presente, como lo es saber adaptarse a sus compañeros, a las sorpresas en cada misión y también a no desvalorizar la utilidad del equipo común porque como expedicionarios nunca dejamos de avanzar y con cada paso que damos hay pruebas más difíciles que enfrentar así que debemos estar preparados.

“Solo es cuestión de práctica, paciencia y tener sentido común, si cumples estos criterios estoy seguro que podrás desenvolverte perfectamente en Naberu, sin nada más que agregar te deseo lo mejor expedicionario y buena suerte” Erevan.

Pero estos caminos se vuelven más difíciles mientras más avanzas, surgen retos mucho más desafiantes y aunque a veces te sientas perdido, eres parte de un gremio, es decir tienes compañeros con lo que seguir explorando y superando tus propios límites, recuerda tus motivaciones y tu fe, se que puede ser complicado confiar en desconocidos pero nunca subestimes el trabajo en equipo y simplemente para concluir espero que estos consejos te sean de utilidad o te sirvan de recordatorio para no perderte a ti mismo entre los grandes misterios de esta isla, sigue adelante.

Incluso en estas tierras inexploradas ustedes no están solos, nuestra fuerza no se mide solo en las capacidades físicas, mentales o mágicas, sino que también en la capacidad para ayudarnos unos a otros para conseguir un mañana mucho más brillante” Amarïe

Escrito por Amarïe Lightfield y Erevan Meliamne.
Como clérigos que han recorrido numerosos lugares de esta isla y enfrentado varias situaciones complicadas, hemos decido traer este documento para otros practicantes de la fe y nuevos expedicionarios del gremio.
Esperando que nuestros consejos les sean de utilidad, se despiden la sacerdotisa de Lathander y el líder de los Vigilantes de los Caídos.

Share This:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.