Alta hechiceria, bajas expectativas

El Cacaraqueó Mañanero

Antaras.

Después de muchas mañanas despertando al hermoso pueblo de Antaras, he logrado ver a los diferentes residentes salir de sus nidos para adornar la ciudad con diferentes cosas, al pasar de los días he visto como llegan muchos seres sin plumas, todavía me pregunto cómo es que les parece tan entretenido ir por tierra, volando de tejado en tejado todos los días  he visto cómo van llegando a la ciudad, algunos con ropas que imitan los colores de mis plumas otros de colores más opacos, también han llegado de esos que usan cosas brillantes y rígidas como vestimenta.

Al salir el sol después de mi hermoso cantar para despertar a toda la ciudad, los sin plumas hablan de que ha llegado el día de un gran festival llamado Greengrass, poco a poco ellos  ha empezado a moverse desde temprano, después de ver y charlas con algunas personas provenientes de mi tierra natal, un viejo sin plumas que se dedica a sacar peces del mar con sus redes en sus enormes barcos proveniente del Gran Puerto de Nyanzaru, me ha dado un pedazo de papel diciendo que fuese al coliseo a ver el inicio de este evento, después de reírme de él diciéndole que para algo tengo mis alas, pero insistió que lo guardase así que le hice caso a pesar de que misteriosamente el día de hoy olía mucho a las flores de mi tierra.

Muchas luces empezaron a destellar en el cielo cuando el sol ha llegado a la mitad del día, llamando mi atención, así que salí de mi nido que por semanas he construido con cosas que deja la gente en misteriosas cajas en la calle  mientras adornaba la ciudad y cosas que dejan afuera, vaya que la gente de esta ciudad es poco agradecida, así que después de varias semanas de faena el edificio frente al Fogón del Dragón me ha parecido un sitio agradable después de todo puedo ver casi todo desde ahí, pero volviendo al asunto usando las fuerzas de mis alas, he salido cual saeta hacia ese lugar, al mirar he visto a muchas personas ir hacia haya.

Al llegar he elegido el punto más alto de este lugar para ver que sucedía muchos sin plumas se han reunido en este lugar por alguna razón, al cabo de un rato uno de los guardias aparece a un par de metros de mi diciendo algo, pero entre los gritos y mis silbidos poco he escuchado después de varios minutos el sujeto llega luciendo mucho más blanco que las plumas de la gaviotas, el sujeto no dejaba de temblar de emoción, por un instante le dieron ganas de volar pero le dije que para los sin plumas era imposible así que empezó a gritar de la emoción junto a mí, al cabo de varios minutos con este sin plumas que no dejaba de temblar de emoción y mirar hacia abajo a mi lado, me dio hambre así que baje para buscar comida y bebida para mí y mi nuevo amigo.

Al bajar varias personas se han sorprendido al verme, pero es lógico para alguien tan apuesto como yo hasta los sin plumas se sorprenden, varios pichones de ellos se han acercado para poder tocar mis plumajes y muchas de sus madres celosas los alejaron para evitar opacar la belleza de mis plumas, logro abrirme paso hasta la extraña criatura pequeña de pelos largos, logrando hacerse con la comida y la bebida para mí y mi nuevo amigo.

Pero en ese entonces aparece un sujeto dentro de la arena y empieza a gritar varias cosas a lo que rápidamente vuelo hasta lo más cerca posándome con la comida y las bebidas, empieza a decir muchas cosas que realmente no me acuerdo, pero después salieron varios primos no inteligentes llevando a personas a sus lomos, pobres idiotas, cuando entenderán que con alas tan cortas solo les queda vivir en tierra por el resto de su vida, poco a poco salieron varios sin plumas que he visto en la taberna, entre ellos un ser alado de color azul lampiño al igual que los murciélagos de mis tierras solo que este tiene cuernos usando la cara de un cabra, luego varios que no importaban hasta que salió uno con una mula de color de las hojas y por alguna razón este sujeto usaba la piel podrida de una.

Luego llego la hembra sin plumas para la cual trabajo, olvidaba lo enigmática que era, pero por alguna razón les pusieron a estos otros no voladores flores, y luego de una charla poco importante, empezaron a correr.

Saliendo de primero el extraño sin plumas orejudo mascota del gran héroe Rengo que honraba a su amo usando orejas de este, a lo cual varias personas empezaron a mostrar su desprecio por el mismo, yo incluyendo pues su disfraz era muy feo y no le hacía honor a su señor, seguido de la mula, encabezando la carrera al inicio.

Pero en un momento el que cotorrea mucho se les adelanto a todos, mientras que el murciélago azul peleaba contra un sin pluma brillante, mientras que otro persigue al que cotorrea mucho y logra emparejarle, seguido de esa maravillosa salida por alguna razón los demás se quedan atrás charlando mientras estos dos se adelantan a ellos, hasta que el perseguido cae en un sitio lleno de barro y atrás uno es atrapado por redes misteriosas, hasta que sale volando una pedazo de algo que lucía sabroso lanzado por un sujeto muy grande con una enorme sonrisa despertando mi curiosidad, así que decido acercarme a él para que pueda ver mis hermosas plumas y me lance algo sabroso a mí, como agradecimiento.

Al cabo de un rato de muchas caídas y burlarme de ellos el mismo sujeto que se encuentra del otro lado se acerca para alimentar los competidores como hacia mi madre cuando solo era un pichón haciendo que muchos de ellos lancen para a comer sus restos entre ellos el murciélago azul que no dudo para ir de cabeza por la comida, pero este sin plumas orejudo mal agradecido decide ignorarlo para seguir corriendo, vaya idiota, como puede desperdiciar la comida así, de con la comida en mano, vuelo para acercarme a ellos pero por instantes mi belleza logra opacar la carrera haciendo que muchos me griten pues mi hermosura era demasiado para ellos .

Después de algunos de ellos terminan de alimentarse deciden volver a correr para alcanzar a este molesto sin plumas orejudo pero cada intento de detenerlo es imposible, al final des pues de muchas cosas que realmente no fueron importantes el orejudo logra llegar primero, maldita sea como me molesta ese sujeto.

Al terminar se llevan a los corredores y el gran sin plumas desaparece, quedándome con otros para charlando sobre lo mala que fue la carrera, yo quería que la mula ganara, aparece unos soldados que por alguna razón que todavía no comprendo abandonaron sus armas, para que luego muchas hembras danzaran a su alrededor y todo esto para traer el cuerpo de un extraño sin plumas al cual cubrieron con telas para despertarle, realmente no entendí que paso pero el verle despierto era algo que hizo a todos gritas así que empecé a silbar.

Luego de un sin plumas que al parecer le gustaba gritar mucho, anuncian que la pelea de leones iba a empezar pero para mi sorpresa aparece el murciélago azul ahora con ropa diferente seguido de un grandote con mucho pelo, de tras de él salieron muchas otros poco importantes, para que al final apareciera este enorme sujeto que había alimentado a muchos durante la carrera vistiendo una armadura muy gruesa y brillante saludando a todos para que vean su gran fuerza y amabilidad, pero entre los gritos solo escucho a muchos decir que el General Erdrak es el mejor de todos.

Después de escuchar eso y ver su gran gesto de amabilidad durante la carrera comprendo porque es el general de todos los sin plumas, luego de que el sujeto que le gusta gritar dijera más cosas sin importancia, con uso de colores y saludos raros la arena cambia de forma hasta que empieza lo que parece una batalla entrando de primero, la verdad no recuerdo porque casi me ahogo con la cerveza que de tanto reírme se me devolvió por el pico, pero cuando vi seguía el murciélago azul y el peludo en el campo, el murciélago se acercó a él para cortarle el pecho y así empezó la batalla.

Cuando la puerta volvió a abrirse, se habían dado algunos golpes entre ellos, hasta que llego el que cotorrea mucho, intento escalar un pared pero sin plumas ni alas le costó mucho llegar arriba, para que el peludo bajara cuando huía del murciélago pero este lo alcanzo volando para darle muerte cuando llegara abajo, después de eso el murciélago voló hasta un cofre cercano mientras que el que cotorrea le hacía frente al Gran general Erdrak, cuando salió el público se volvió loco, empezó a gritar palabras de aliento y muchos deseos para él.

El que cotorra mucho logra acorralar al murciélago azul, hasta que aparece un peleador que hace uso de colores por así decirlo para enfrentar al general logrando hacer que se arrodillara con sus colores, luego salió en gran Rengo junto a su mascota orejuda para hacerle frente al murciélago azul, pero el colores decide lanzar uno de sus luces al general y otro a la mascota orejuda de Rengo, después de muchos golpes el murciélago logra escapar hacia un agujero cercano.

La mascota de Rengo logra eliminar al colores con una flecha liberando a gran general, luego de eso empiezan a moverse hasta que de manera táctica logra ocultarse para tomar perspectiva de la batalla, luego de eso de manera muy diestra logra subir para ver cómo es acorralado el murciélago azul por la mascota de Rengo que después de darle una rata para que la usara como arma, en su idiotez el mismo solo desperdicia su oportunidad de usar la gran idea de su amo, lanzando la rata al agujero para que muriese, siendo abucheado incluso por los las aves que se posaron encima del coliseo.

Luego de que el gran general ofreciese su gran ayuda al murciélago azul el mismo le da de beber algo para dormir en la batalla, haciendo que el mismo perdiese valiendo tiempo vital, para cuando despertó estaba rodeado de él que cotorrea mucho el gran Rengo y su mascota, para que cediéndole la oportunidad a su inútil mascota el último golpe, pero esto solo enojo a todo el mundo incluyéndome.

Después de eso se formó una gran trifulca pues muchos ya estábamos muy tomados, terminamos vandalizando la mitad de la ciudad y festejando después de ese día, pero yo tenía un deber que cumplir así que igual que cada mañana al día siguiente me levante para despertar a esta hermosa ciudad con mi gran canto.

Ouss El Despertado de Antaras

Puedes ver mi plumaje más no tocarlo, porque te picare un ojo.

Share This:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.